Con gusto correspondemos a sus consultas sobre nuestros servicios lo antes posible

Panamá se consolida como destino de inversiones y exportaciones reciben histórico impulso, Mici

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Inversiones
La adecuación de normas para mejorar la competitividad del país y consolidarlo como el lugar ideal en la región para las inversiones.

 

El impulso de las exportaciones con tecnología y acompañamiento a los productores nacionales, capacitaciones y acciones destinadas a mejorar los procesos gubernamentales, la ejecución de mecanismos para dinamizar la economía interna, afectada por la pandemia, son algunos de los importantes pasos dados por el Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), durante el 2020, para sostener e impulsar la economía del país, señaló la institución en un comunicado.

En el marco de la política del comercio exterior, para emular el exitoso régimen de Sedes de Empresas Multinacionales (SEM) y hacer del país un sitio atractivo para el sector industrial en la región, la institución promovió la creación de la Ley 159 para el establecimiento de las empresas de servicios de manufactura, conocido como EMMA.  Esta Ley propiciará, entre otros beneficios para Panamá, una alta generación de empleos y transferencia de conocimientos a la mano de obra local, por medio de un centro de enseñanza técnica financiado por las empresas EMMA.

Los beneficios de EMMA y SEM, así como las múltiples ventajas del país como destino para “nearshoring”, están siendo promovidas en importantes conferencias y plataformas comerciales, como los webinars de la firma financiera internacional Ernest & Young y el Foro Bloomberg, donde Panamá participó, por segundo año consecutivo, dentro de los 4 países latinoamericanos invitados como expositores. Este foro reúne a altas autoridades y ejecutivos de diferentes partes del mundo.

Las gestiones en 2020 incluyeron, entre otras cosas, la aprobación de nuevos incentivos a las inversiones de la industria audiovisual y cinematográfica en la Ley de Cultura; la ejecución de proyectos como el que otorga residencia permanente a los inversionistas calificados por razones económicas -un proceso en el que ya se han otorgado las primeras certificaciones-; programas para potenciar las capacidades del personal que ejecuta actividades de comercio exterior y la firma de convenios con organismos nacionales e internacionales que favorecen la imagen de Panamá como sitio ideal para los negocios en la región.

“Nuestros productores exportadores pudieron acceder de forma gratuita y virtual a más de 20 capacitaciones; así como a una serie de innovaciones integradas en nuestro sistema de tramitación en la Ventanilla Única de Comercio Exterior, que se ha digitalizado en un 70%, y las actualizaciones a la plataforma de Inteligencia Comercial (INTELCOM), han contribuido en el buen desempeño de varios rubros de nuestra oferta exportable”, sostuvo.

El impulso del emprendimiento en el país, como una de las estrategias para la reactivación económica, también ha sido una de las prioridades del MICI. Por ello, avanzamos en el proyecto Mujer Emprendexport, la cual permitió a sus beneficiarias participar en importantes ruedas de negocios.

Esto, sumado al fomento de la producción con valor agregado entre los micro productores, la ejecución de convenios para capacitar al personal técnico y la aprobación de 11 plantas para exportar a países como Costa Rica, Cuba, Nicaragua y la República Popular China, mejoran las posibilidades de Panamá en los mercados, detalló Martínez.

A estos logros se suman la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la República de Corea y las Repúblicas de Centroamérica, uno de nuestros principales socios comerciales, y la instalación de la Comisión de Negociaciones Comerciales Internacionales.

Acciones para dinamizar la economía interna.

A nivel interno, para fortalecer la industria nacional, el MCI lideró la conformación de cooperaciones con organismos multilaterales como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el desarrollo de cuatro estudios que funcionarán para la identificación de nuevos proyectos y políticas para el reactivar el sector.

A la vez, se desarrolló el primer proyecto del Programa Nacional de Competitividad Industrial (PNCI), el cual impactará a 100 micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) agroindustriales a nivel nacional en 2021, y la primera fase de la página web de este proyecto.

En tanto, el Consejo Nacional de Política Industrial (CONAPI) autorizó la inscripción de 152 Empresas en el Registro de la Industria Nacional (RIN) y 20 Certificados de Fomento Industrial (CFI), que representan casi el 35% del monto total aprobado en los últimos cinco años.

Además, se adelantaron las mejoras en el proceso de gestión de cobro para el pago de la anualidad de inscripción en la Ley de Estabilidad Jurídica de las inversiones; en temas de reglamentación y normativa para el fortalecimiento de la pre-mezcla del arroz, la eficiencia energética de electrodomésticos y refrigeradores y la evaluación de conformidad del cemento.

Los esfuerzos de la institución se dirige, igualmente, al mejoramiento de la gestión sobre la actividad minera. En ese sentido, se llevaron a cabo capacitaciones para el personal técnico y se hicieron las primeras reuniones con miras al desarrollo del proyecto de “Fortalecimiento Institucional del Sector Minero en Panamá”, el cual es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Ministerio presentó avances importantes en otras áreas como el Sistema de Panamá Emprende con la actualización de su plataforma a la versión 2.5; la plataforma digital de validación de salvoconductos, para apoyar la movilidad del personal de las empresas durante la pandemia; el proyecto de interconexión de datos para la agilización de trámites interinstitucionales; por mencionar algunos.

El apoyo a las mi pymes fue fundamental en este periodo. Otras acciones enfocadas a este segmento económico incluyeron el desarrollo de iniciativas que permitieron otorgarles alivios financieros con préstamos blandos y fondos de garantía; el aumento del capital semilla a los emprendedores; la realización de programas de capacitación.

“Para introducirlos en el comercio electrónico, realizamos webinars que llegaron a más de 3 mil panameños. Mientras que, para instruir sobre la protección de invenciones e investigaciones, desarrollamos otros con apoyo de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI). Paralelamente, con colaboración de este organismo internacional, el MICI oficializó en el 2020 el ingreso de Panamá la plataforma mundial de clasificación de marcas”.

El ministro Martínez puntualizó que “el 2020 se destacó por ser un año de muchos retos y también de muchas oportunidades. Nos sentimos optimistas de los resultados de todas estas acciones y no desmayaremos en nuestro compromiso de dinamizar el comercio y la industria nacional”.

Fuente: Capital Financiero

admin

admin

Haz tu comentario.

A %d blogueros les gusta esto: